Los directivos de Afinsa, condenados por la estafa piramidal de los sellos

Adicae pedirá el ingreso inmediato en prisión los seis que tienen que indemnizar a 190.000 afectados

La Audiencia Nacional ha condenado a 11 exdirectivos de Afinsa a penas de hasta 12 años de cárcel por delitos de estafa agravada, insolvencia punible, delito continuado de falseamiento de las cuentas anuales, blanqueo de capitales y delito contra la Hacienda Pública. Penas que, en los casos más graves, alcanzan los 12 años de prisión.
Además, seis de ellos tendrán que indemnizar a los más de 190.000 afectados con una cantidad de 2.574 millones de euros. La sentencia llega tras más de 10 años de espera, desde que se destapó el triple caso Fórum, Afinsa y Arte y Naturaleza La acusación popular, representada por Adicae, pedirá en la vista que se celebrará hoy jueves el ingreso inmediato en prisión de las seis personas que tienen que indemnizar a las más de 190.000 afectados por la estafa piramidal.

Las penas más altas se imponen al expresidente de Afinsa, Juan Antonio Cano Cuevas, y a los exdirectivos Albertino de Figueiredo Carlos de Figueiredo, Vicente Martín Peña y Emilio Ballester López. Estos cinco, junto con Jose Joaquín Abajo Quintana, son condenados a indemnizar por 2.574 millones de euros, de forma conjunta y solidaria, a los 190.022 titulares de los 269.570 contratos reconocidos por la administración concursal de Afinsa Bienes Tangibles en el procedimiento del juzgado de lo mercantil 6 de Madrid.

El tribunal absuelve a Francisco Blázquez Ortiz y Ramón Egurbide de los delitos de los que estaban acusados. Diversas defensas solicitaron una atenuante muy cualificada de dilaciones
indebidas por el tiempo transcurrido desde la intervención judicial hasta el juicio.
El ponente, el magistrado Sáez Valcárcel, describe la complejidad de la causa en cifras, destacando que Afinsa era una empresa que llevaba funcionando 25 años, con 190.022 clientes y 2438 acreedores en el momento de la intervención;269.570 contratos en vigor, aportación de 2.200 millones de euros, 2.574 millones de pasivo, 150 millones de sellos en su stock, miles de comerciales en 716 delegaciones.
El sumario superó los 59.600 folios, 71 cajas de documentos incautados en registros domiciliarios -en uno de ellos, a modo de ejemplo, se encontraron 9,5 millones de euros ocultos en una pared- se libraron 30 comisiones rogatorias a diferentes países, sin obtener respuesta en algunos casos.

(…)

 

 

Enlace a la noticia: 3a

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *